¿Cómo protegerte de las estafas financieras en Estados Unidos?

Imagen sobre fraudes financieros

Las Estafas Financieras no son nada nuevo. La primera vez que se registró un fraude financiero fue hace muchísimo, ya en el año 300 AC. Según consta en registros históricos, un mercader griego fue atrapado mientras intentaba engañar a la gente con el pretexto de otorgarles una póliza de seguro.

El fraude financiero se da cuando alguien pierde dinero o bienes al ser víctima de actividad criminal o engaños. Todos pueden ser estafados en algún momento de sus vidas, bajo diferentes métodos. Desde sorteos telefónicos, robos y suplantación de identidad, falsos cobros de deuda y estafas en compras online, hasta fraudes de tarjetas de crédito, las personas son susceptibles de sufrir varios tipos de estafas. Según la Comisión de Comercio Financiero, anualmente una en diez personas se convierte en víctima de una estafa financiera.

Debido a la evolución de la tecnología, los estafadores emplean métodos inesperados para alcanzar a las personas. De todas maneras, podrías proactivamente identificar fraudes financieros y reducir tu exposición a estafas monetarias, solamente con estar informado.

Debajo hay un listado de las estafas financieras más frecuentes que deberías conocer, y un par de consejos para mantener a salvo tu dinero:

  • Fraude de Pago Automático Autorizado
    Un fraude bancario se da cuando alguien toma dinero o bienes de una institución bancaria a través de maniobras fraudulentas. Este tipo de estafas ocurre de diversas maneras: a través de ATM, demandas de giro, tarjetas de crédito y más. Como mencionamos antes, el crecimiento tecnológico ha abierto nuevas vías para que los estafadores lleven adelante estafas monetarias.
    El Fraude de Pago Automático autorizado es uno de los varios tipos de fraudes bancarios; abreviado como APP. En este tipo de crimen financiero, los estafadores engañan a los titulares de cuentas a través de una factura ficticia que parece legítima. 
    A través de llamados telefónicos o e-mails, aquellos involucrados en la estafa reúnen información del consumidor para crear facturas que se vean originales. A causa de que las tácticas de los estafadores son tan innovadoras y diversas, la tasa de fraudes de pago automático autorizado sube a niveles alarmantes en Estados Unidos. 
  • Estafas de Inversión
    En general, una estafa de inversión es un tipo de inversión que promete alto retorno con un riesgo financiero limitado. Millones de estadounidenses caen presas de llamados para invertir por parte de estafadores. Según las estadísticas, el número de estafas en inversiones se disparó en un 152% solamente en 2019
    Cada estafa de inversión es diferente en sus ofrecimientos. Ejemplos de esto incluyen los esquemas de Ponzi, esquema de bancos de primera línea, estafas piramidales de marketing y fraudes con cargo adelantado de tasas, solamente por nombrar algunas. Desde el mundo vitivinícola hasta el del arte, y desde los bonos de carbono a los terrenos, los estafadores desarrollan las más variadas ofertas para atraer nuevos inversores. Podrían, incluso, acercarse a las personas disfrazados de representantes de bancos privados o compañías de inversión.
  • Estafas en Redes Sociales
    La llegada de las redes sociales ha dado lugar a que crezca un nuevo segmento de estafas monetarias, conocidas como estafas de redes sociales. Con 3.5 mil millones de usuarios activos de redes sociales, los estafadores abundan en las plataformas como Facebook, Instagram, Twitter, WhatsApp y más. 
    En el mundo actual, cualquier información personal es considerada un dato valioso. Hay varias técnicas empleadas por los estafadores de redes sociales para recabar información privada de un individuo y comenzar las estafas. Golpes de social phishing (o sustitución de identidad), estafas románticas, y campañas de clickbait (ciberanzuelo, en español) con ofertas atractivas, son algunos de los muchos fraudes comunes en redes sociales.
  • Estafas impositivas
    Los contribuyentes de impuestos son los principales objetivos de este tipo de estafas. Usualmente reciben llamados o e-mails de parte de los estafadores, quienes fingen ser agentes federales, y piden que la víctima comparta información privada o números de seguridad social. Algunas veces, los estafadores le piden a la gente pagar una factura falsa. Muchas veces, además, amenazarían a las personas con llamar a las fuerzas del orden si no cumplen con sus pagos.   
    Debido al aumento de las estafas de impuestos, el Servicio de Impuestos Internos (IRS por sus siglas en inglés), recientemente compartió la lista anual de estafas para advertir sobre casos de inescrupulosos preparadores de impuestos. Si bien el phishing o sustitución de identidad está en el tope de la lista, se revelan otras estafas, incluyendo (pero no limitándose) a las ONG falsas, al robo del reembolso de tasas, y a las llamadas telefónicas de imitadores.
  • Estafas a Pequeños Negocios
    En muchos casos, los estafadores ven en cada desastre una oportunidad. La pandemia de COVID-19 ha aumentado los casos de pequeños negocios que se han visto perjudicados por las estafas en Estados Unidos, según la Comisión Federal de Comercio.
    Desde e-mails fraudulentos a enlaces sospechosos, los estafadores emplean diversas técnicas para engañar a los propietarios de los pequeños negocios. En su mayoría, los dueños de dichos establecimientos pueden carecer de conocimientos técnicos, lo que los hace más vulnerables a ciberataques por parte de los estafadores. Algunas de las típicas estafas que recientemente se han detectado incluyen aquellas referentes a préstamos, y que dicen provenir de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA por sus siglas en inglés). También, incluyen a fondos de donaciones falsos, estafas tecnológicas, beneficios por desempleo falsos, y más.

Cómo evitar las estafas financieras

Las Estafas Financieras y la fuga de datos están a la vuelta de la esquina. Para proteger de los estafadores el dinero que ganaste trabajando arduamente, deberías informarte y estar atento. Lee aquí algunos consejos para evitar las estafas financieras. 

  • No transfieras dinero a la cuenta de un extraño

Aunque sea un príncipe nigeriano que amablemente te esté recompensando, o el “primo lejano” que te necesita en una emergencia, nunca hagas una transferencia de dinero a la cuenta de un extraño. Si lo haces, será muy difícil revertir o cancelar una transacción internacional.  

  • Nunca reveles información financiera privada a nadie

Muchas veces, los estafadores te contactan por mensajes de texto, e-mail, o llamadas para reunir detalles de tu cuenta u otra información financiera. Podrían hasta decir que son representantes de la Agencia De Recaudación de Impuestos (IRS) o de otra institución gubernamental, e incluso, de compañías de inversión privadas. Podrían también engañarte para que les brindes tu número de seguridad social o los detalles de tu cuenta. Recuerda que ningún banco te preguntará tu información personal por teléfono ni a través de mensajes de texto.

  • Evita hacer pagos en sitios web que no conoces

Las compras que realices en línea, es preferible hacerlas a compañías que te son conocidas y confiables, que poner tu confianza en un sitio web fraudulento. Si estás haciendo compras en un sitio nuevo, asegúrate de checar la autenticidad de dicha empresa. Podrías visitar el sitio de la Agencia para Mejores Negocios para saber si esa compañía es legítima.

  • No dones a ONG falsas

Nunca respondas a e-mails o mensajes de texto que te piden donaciones. Si te interesan las ONG, asegúrate de que estás donando a una organización que conoces. Encontrarás un listado de aquellas oficiales en el sitio web del IRS. Algunas veces, los estafadores financieros crean cuentas falsas de ONG para robar tus datos financieros privados.

  • Nunca descargues software de ventanas emergentes

En ciertas oportunidades, las ventanas emergentes de tu buscador podrían especificar que sufres un desperfecto o que tienes un virus en tu computadora. Por favor, no respondas a esas afirmaciones, ya que podrían atraer algún software malicioso y dañar el sistema operativo de tu computadora.  

En conclusión

Ninguno de nosotros es inmune a las estafas financieras. En cualquier momento, los estafadores se te podrían acercar para conocer la información de tu cuenta y robarte dinero. Todo lo que puedes hacer es entender qué es una estafa, y mantenerte informado sobre las modalidades más recientes, para detectar proactivamente cualquier actividad sospechosa en tu cuenta. Los consejos mencionados arriba te ayudarán a protegerte de las estafas financieras.

En caso de que ya estés sufriendo una actividad fraudulenta o estafa monetaria, asegúrate de reportar de inmediato el delito a las autoridades. Las estafas financieras son usualmente detectadas por la Comisión de Comercio Federal, y las de impuestos son reportadas a la Inspección General del Tesoro para la Administración Tributaria.

Learn more

Una Guía para Saldar la Deuda de tu Tarjeta de Crédito

diciembre 15, 2020

7 Things to Consider before Applying for a Credit Card

7 Cosas que Debes Considerar Antes de Aplicar para Obtener una Tarjeta de Crédito

noviembre 11, 2020

Ir arriba